Lana de roca


La lana de roca, por su morfología y densidad mantiene sus propiedades porque no absorbe la humedad ni se desploma con el paso del tiempo.

Gracias a ello la lana de roca alcanza el conjunto de cualidades excepcionales para la protección del frío, del calor, del ruido y del fuego.
La lana de roca está producida a partir de roca volcánica. La roca se funde a temperaturas superiores a 1200º. Después, la roca líquida pasa por un proceso de fibrado y, tras la impregnación con productos ligantes, se forma la masa de lana de roca.